Corrige la flacidez con la lipectomía

A lo largo de los años el abdomen de una persona puede sufrir multitud de cambios por distintos motivos como quedarse embarazada, adelgazar de forma brusca muchos kilos en poco tiempo, la obesidad, la falta de ejercicio, llegar a determinada edad, entre otros motivos. Muchos son los factores que pueden provocar o propiciar que el abdomen quede flácido y con exceso de piel, algo que estéticamente es realmente poco aceptado por la sociedad en general, y es por ello que cada vez son más aquellas que ponen solución sometiéndose a una lipectomía.

Muchas, cada vez más, son las personas que diariamente deben convivir con la flacidez y el exceso de piel en el cuerpo, lo cual viene provocado por una pérdida de firmeza en los tejidos de sostén de la piel. Esta debilidad o disminución de firmeza viene ocasionada por el colágeno y la elastina, encargados de mantener la piel tersa y firme. El estilo de vida y la alimentación son dos factores clave para prevenir su aparición.

La lipectomía, también conocida como abdominoplastia, es una intervención que logra eliminar todo el exceso de piel así como la flacidez de la zona del abdomen, logrando un abdomen plano, librando al paciente de piel inútil y antiestética que por norma general crea malestar e incomodidad general a la persona. Aquellas personas que estén en busca de un buen contorno, de una figura mucho más definida y estética, aportando una apariencia cuidada y agradable a los ojos de cualquier persona, especialmente de la persona afectada.

Si ya es tarde para poder poner solución al problema, lo ideal es someterse a una intervención de lipectomía, una intervención que logra dar la firmeza que requiere la piel, consiguiendo quitar piel y años de encima de nuestro cuerpo. No sufras por tu abdomen, porque disfrutar de la figura deseada es muy fácil con la lipectomía.

2013-04-10 17 25 15

Deja una respuesta