Recomendaciones legales para publicar un libro

Son muchas las personas que por mero interés personal se deciden a escribir un libro, son otras las personas igual sin en realidad tener un interés especial por la escritura se ponen a escribir para publicar obras que les beneficien en su carrera profesional y son otros los que sean del tipo anterior que acaban haciendo de ello una profesión. Para todos ellos, y también para los escritores puntuales y ocasionales, valgan algunas recomendaciones sobre los condicionantes legales que conviene conocer.

Ante todo decir que en primer lugar deberemos diferenciar las características según si nuestro libro es editado por una editorial o bien es editado por nosotros mismos, pues si bien la autoría siempre nos corresponderá, la emanación legal que se desprenderá después será diferente.

Nosotros siempre, siempre, por el mero hecho de haber realizado la obra seremos sus autores materiales, ese factor, por mucho que nos digan, que leamos o incluso que renunciemos a él, nunca, nunca dejará de ser así. Ahora bien, donde si que cambia la situación es en los derechos patrimoniales que se desprenderán de nuestra obra.

Así, mientras si la obra es en autoedición es obvio que todos los beneficios que consigamos serán para nosotros (menos el porcentaje o las cantidades que nos cobren por publicarla en determinadas plataformas online,…), en el segundo de los casos estaremos sujetos a un contrato de edición con la editorial en cuestión.

Y es en ese contrato donde existe otra de las diferencias, pues mientras si somos los autores y autoeditores de nuestra obra sobre la misma siempre podremos hacer lo que queramos (cederla, promocionarla como queramos, venderla, dejarla de vender, modificarla,  etc.) si cedemos los derechos a una editorial, tendremos que convenir cada punto, pero de buen seguro que gran parte de esas facultades quedarán atribuidas a ella.

2013-04-20 22 26 54
abogados madrid.

Corrige la flacidez con la lipectomía

A lo largo de los años el abdomen de una persona puede sufrir multitud de cambios por distintos motivos como quedarse embarazada, adelgazar de forma brusca muchos kilos en poco tiempo, la obesidad, la falta de ejercicio, llegar a determinada edad, entre otros motivos. Muchos son los factores que pueden provocar o propiciar que el abdomen quede flácido y con exceso de piel, algo que estéticamente es realmente poco aceptado por la sociedad en general, y es por ello que cada vez son más aquellas que ponen solución sometiéndose a una lipectomía.

Muchas, cada vez más, son las personas que diariamente deben convivir con la flacidez y el exceso de piel en el cuerpo, lo cual viene provocado por una pérdida de firmeza en los tejidos de sostén de la piel. Esta debilidad o disminución de firmeza viene ocasionada por el colágeno y la elastina, encargados de mantener la piel tersa y firme. El estilo de vida y la alimentación son dos factores clave para prevenir su aparición.

La lipectomía, también conocida como abdominoplastia, es una intervención que logra eliminar todo el exceso de piel así como la flacidez de la zona del abdomen, logrando un abdomen plano, librando al paciente de piel inútil y antiestética que por norma general crea malestar e incomodidad general a la persona. Aquellas personas que estén en busca de un buen contorno, de una figura mucho más definida y estética, aportando una apariencia cuidada y agradable a los ojos de cualquier persona, especialmente de la persona afectada.

Si ya es tarde para poder poner solución al problema, lo ideal es someterse a una intervención de lipectomía, una intervención que logra dar la firmeza que requiere la piel, consiguiendo quitar piel y años de encima de nuestro cuerpo. No sufras por tu abdomen, porque disfrutar de la figura deseada es muy fácil con la lipectomía.

2013-04-10 17 25 15