Como colocar nuestro plato de ducha.

Con la vida y rutina que llevamos hoy en día y tal como se están poniendo las cosas de caras, resulta mucho más cómodo, rápido y económico darse una rápida ducha, pues en definitiva eso es lo que normalmente hacemos hoy en día todos. Pocos son ya los afortunados que disponen de tiempo y espacio para poder darse un baño relajante de espuma.

Los platos de ducha a nivel del suelo han ganado en los últimos años gran cantidad de adeptos. Destacan por su hegemonía con el ambiente y su belleza visual, dándole al baño sensación de amplitud. Otra ventaja que aportan es la eliminación de barreras, sobre todo para personas con problemas de movilidad.

En la actualidad dispones en el mercado de varios tipos de platos de ducha con base prefabricada listos para instalar. Este tipo de platos de ducha de obra te permiten una vez colocados forrarlos con el pavimento que quieras. Son platos de ducha de obra sencillos de instalar que cualquier aficionado puede colocar sin grandes problemas.

A tener en cuenta: No siempre es posible instalar un plato de ducha a nivel del suelo. Puede ser que no dispongas de una altura suficiente para la instalación del plato de ducha. Ten en cuenta que tiene que caber la válvula de desagüe y la tubería de PVC tiene que tener su caída correspondiente.

Las válvulas de perfil bajo tienen entre 5 y 7 cm. de alto y la caída hasta el bote sifónico tiene que ser del 2%. Algunas marcas como Platospacio solamente necesitan 5 cm. de profundidad para poder acoplar el plato de ducha. Como último recurso puedes intentar la instalación de una válvula anti retorno.

Si necesitamos cortar la base del plato de ducha para adaptarla a nuestras necesidades no reviste ningún problema. Solamente hay que tener en cuenta las caídas que tiene el plato en su superficie para hacer el reparto como queramos. Por ejemplo si necesitamos acortarlo en 20 cm. podemos cortarlos de un lado o cortar 10 cm. por cada lado para dejar el desagüe centrado.

Con el hueco donde instalaremos nuestro plato de ducha limpio, vertemos el material de agarre. Colocamos la base del plato de ducha, al que previamente le hemos colocado la válvula de desagüe, y presionamos para que se reparta el cemento. Quitamos el plato de ducha y con una llana dentada de 4 mm. retiramos el exceso de cemento. Volvemos a colocar y nivelamos el plato de ducha con un nivel de burbuja. Dejamos que fragüe el cemento el tiempo recomendado por el fabricante.

Después es conveniente colocar una membrana impermeabilizadora alrededor del plato para asegurar su estanqueidad. Esta membrana habrá de colocarse con cemento cola tipo C-2. Cortamos la cinta impermeabilizante a la medida que necesitamos. Con la llana repartimos el cemento cola y colocamos encima la membrana. Con la llana por su parte lisa presionamos diagonalmente para que se adhiera. Una vez que fragüe el cemento puedes colocar el revestimento que desees sobre el plato de ducha.

Este tipo de plato de ducha resulta muy cómodo para niños que se puedan bañar ya solos y sobre todo para personas mayores o con movilidad reducida. Puedes pedirle a tu fontanero de confianza que siempre pueda ayudarte en esta tarea. Al hacerla entre los dos te resultará mucho más conveniente y barato. Termo sevilla.